(Fotografía de Uri Vagham, La Habana, 2003)

domingo, 14 de octubre de 2018

Michael Robinson y los deportistas desertores cubanos

Michael Robinson, tal como era en la época en que desertó
 Estimado Sr. Robinson,
Muy interesante el reportaje sobre los deportistas cubanos desertores emitido hoy día 15 de octubre de 2018 en su programa de la cadena SER "Acento Robinson". Tan solo se les ha olvidado que más del 95% (y me quedo corto) de esa emigración por la que demonizan a Cuba es económica y no política, como lo es toda la emigración cubana en general y la marroquí y la ecuatoriana y las senegalesa.... y la de todos los países en desarrollo.

Es un pequeño detalle que se les ha olvidado señalar, seguramente porque pretendían confundir a la gente para que pensara que dejaron Cuba "huyendo de la feroz dictadura castrista". Es lo habitual. Al oyente que le diera por pensar (sí, ya veo que cuentan con que eso sea difícil) se daría cuenta de que la mayor parte de los jugadores de los equipos de la élite futbolística española, por ejemplo, no son españoles. Entonces, ¿qué querrá decir eso? ¿De qué dictadura huyeron Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Messi o Etoó? ¿De qué  odioso régimen desertaba el director de este programa,  Sr Robinson, en 1987 cuando abandonó su país para probar fortuna como futbolista en este?

Tan sólo les tengo que dar la razón en algo que han repetido hasta la saciedad: que Cuba es el país del mundo que más deportistas desertores ha producido; "el primero,  de lejos" como dijeron. No han explicado, por supuesto,  que la mayoría de los países en desarrollo no pueden competir en ese ranking simplemente porque no" producen" deportistas de élite,  ni que , si lo hicieran,  jamás desbancarían a Cuba porque los deportistas de los demás países que deciden hacer carrera en equipos extranjeros no son nunca desertores,  sino profesionales que optan libremente por  trabajar donde las opciones que les brinda el libre mercado son más ventajosas. ¿O llamarían ustedes "desertor jamaicano" a Usain Bolt por haber decidido hacer carrera como futbolista con el Central Coast Mariners de la liga australiana? 

Por supuesto que no, son desertores los cubanos porque sin duda huyen del brutal comunismo que les tiraniza. La gente se cansa de sus tomaduras de pelo y sus insinuaciones malintencionadas y simplistas. Consideren que hay oyentes que analizan lo que escuchan y desechan los argumentos vacíos y manipuladores que muchas veces les sirven programas como el suyo.  El que piensa, y somos muchos, podría deducir..."un país pobre y bloqueado que produce y ha producido cantidad de deportistas de élite.. ¿cuál será su secreto?" ..

A lo mejor es el sistema, que invierte sus escasos recursos en formar a las personas.... y no en conseguir que unos sean inmensamente ricos mientras la mayoría vive en la miseria.

Hala, a seguir mejorando.... ..que les queda mucho, por lo que hemos visto en la emisión de hoy...
M. Gironés V.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Venezuela y la crisis migratoria: la Ayuda Humanitaria concebida para otra cosa


El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, a propuesta del llamado “grupo de Lima”, ha aprobado una resolución en la que insta al gobierno de Venezuela a aceptar una supuesta ayuda humanitaria internacional1.  A mi modo de ver y por todo lo que significa, este organismo multilateral incurre así de forma flagrante en la perversión de término y concepto, además de plegarse a los intereses intervencionistas de un grupo de países que pretende con esta pantomima derrocar a un gobierno legítimo.

En toda mi vida en este mundo de la cooperación y la acción humanitaria, es la primera vez que veo que un organismo internacional, sería igual que fuera un país, inste a otro a que acepte la ayuda humanitaria internacional.  Es decir, a que reconozca, primero, que tiene una crisis que no puede resolver con sus propios medios por lo que requiere colaboración exterior y, luego, a que acepte la que le impongan otros, como ellos quieran y, posiblemente, sujeta a determinadas y aviesas condiciones, que es de lo que se trata.

Creo que nadie duda a estas alturas de que esos condicionantes habilitarían a los generosos donantes a intervenir en la política interna de Venezuela, en el funcionamiento de sus instituciones y en su forma de gobierno. Es decir, que la espléndida colaboración que nadie les pidió lo que realmente pretende es conculcar su soberanía.

En las relaciones internacionales el mecanismo de la ayuda humanitaria sólo se activa cuando el propio país que la necesita la solicita o, en el caso de que gobierno e instituciones hayan colapsado y no exista autoridad legítima, la ponga en marcha la ONU. Ninguna de estas dos circunstancias se da en Venezuela. Y, no solo eso, sino que es la primera vez en la historia que otros instan a un país a que la acepte sin que la haya solicitado ni reconocido que la precisa.

¿No les parece raro todo esto? Efectivamente, como estará pensando, quienes instan no pretenden, ni les preocupa lo más mínimo, mejorar la vida de los venezolanos, ni buscan, como técnicamente exige la puesta en marcha de un mecanismo como ese, “disminuir la mortalidad y la morbilidad asociada a la crisis”, sino que, si llega el caso, la incrementarían con medidas antisociales o con la violencia y la intervención militar.

Nos enseñaron, desde Dunant en Solferino, que este mecanismo de la ayuda internacional se da solamente ajustado a las necesidades de la población que sufre (salvar vidas, curar enfermedades, aliviar el dolor) y, a diferencia de otros instrumentos de la cooperación entre países, no puede ser condicionado por nada ni reclamada su devolución en el futuro. ¿Alguien cree de verdad que los farsantes que promueven esa iniciativa no piensan poner condiciones al gobierno venezolano si la aceptara? ¿Alguien puede creer que su objetivo principal no sea, en realidad, cesar o someter a Maduro, un presidente que, les guste o no, ha sido elegido democráticamente por la mayoría de los venezolanos? Está claro, ni buscan aliviar las necesidades de los venezolanos ni tienen previsto no imponer sus condiciones. Mentiras nada más y crisis falsa y fraudulenta.

¿Y quiénes son los que manipulan los mecanismos del movimiento humanitario internacional  para anteponer sus propios intereses a los del pueblo venezolano que ha elegido libremente a sus gobernantes? El grupo de Lima. Es decir un grupo de países de América que, al no encontrar suficiente eco de su política agresiva contra Venezuela en el seno de la OEA porque jamás alcanzaron la mayoría necesaria para impulsar sus propósitos, crearon un grupo fuera de la misma para promover sus propios desmanes, ellos mismos sin contar con la oposición de nadie. Es un “yo me lo guiso y yo me lo como” más bien patético que pone en evidencia su minoría en aquél organismo internacional.

Y lo que más perplejo nos deja desde la perspectiva del humanitarismo internacional es que esta exigencia absurda la formulen quienes han provocado la situación adversa de la población que ahora intentan revestir de crisis humanitaria. Efectivamente, son ellos y solo ellos los que con su seguidismo a las sanciones y al bloqueo impuesto a Venezuela a requerimiento y mayor gloria de Donald Trump, han provocado la escasez de algunos productos que ahora quieren disfrazar de crisis humanitaria. Como si Hitler hubiera exigido a Rusia que, durante el asedio a Stalingrado, aceptara la ayuda que quería brindar Alemania, sobre todo, y sin duda, para que fuera repartida por él y su ejército, casa por casa.

O sea, que funciona así: te intentan matar de hambre y luego te exigen que cojas la comida que te ofrecen de sus propias y criminales manos. ¿Estará envenenada? No lo duden; si no en su composición, claramente en sus objetivos políticos. No diremos que es la primera vez que asistimos a la representación de una desfachatez como esta en el mundo, no, porque utilizar, pervertir hasta el concepto y engañar a la gente tomando la ayuda humanitaria como señuelo, es un asunto bien conocido desde que el humanitarismo aparece ante los ojos de la gente como una actividad digna de loa. Pero el desparpajo y la mofa a la inteligencia con que lo hacen estos farsantes, llega en este caso al esperpento máximo.  

Se suben encima de la ayuda humanitaria, ni siquiera para no hacer lo que deben en su nombre sino, y esto es lo terrible, para fomentar la guerra, la muerte, la injusticia y la mentira, o sea, para todo lo contrario para lo que se concibió.  

No era humanitarismo lo que movió a Estados Unidos y a sus cómplices, con el gobierno de España a la cabeza, Zapatero presidente, a destruir Libia en 2011, aniquilando a miles de personas (“efectos colaterales” denominó a esos crímenes un nefasto funcionario español), asegurando el asesinato de Gadaffi y su familia y los desmanes que se cometieron contra sus seguidores. Y lo hicieron sin pudor hasta controlar su petróleo y dejar convertido a ese país, uno de los más prósperos del Norte de África,  en un guiñapo irreconocible. No lo era, por mucho que los asaltantes consiguieran el beneplácito de la ONU para sus acciones con la excusa de establecer un “corredor humanitario”.
No era ayuda humanitaria las actividades que desplegaban los aviones de Estados Unidos que lanzaban comida en Afganistán solo minutos después de haber sobrevolado esos mismos lugares tirando bombas, en Octubre de 2001 y que veíamos pasar sobre nuestras cabezas (“ahora bombas, ahora leche en polvo, que el que no perezca en el bombardeo no vaya a morir de hambre, que tampoco somos unos salvajes”), en la misma frontera pakistaní cerca de Pesahwar.

No era la supervivencia y la mejora de las condiciones de vida de los afectados lo que pretendía el ejército indonesio cuando decidió que serían sus soldados, y no las ONG’s internacionales, quienes repartirían medicinas y alimentos a sus enemigos, los rebeldes de Aceh damnificados por unas terribles inundaciones que devastaron aquélla región en 2003. Como tampoco buscaba aliviar el sufrimiento del pueblo cubano la UE cuando en 1992 intentó canjear ayuda humanitaria por concesiones políticas de aquél gobierno en pleno periodo especial y en lo más álgido de la epidemia de neuritis óptica que se declaró en el país caribeño.Tampoco pretendían prevenir el sarampión los agentes de la CIA disfrazados de trabajadores humanitarios que montaron una campaña de vacunación en Abbottabad, con el objeto de identificar a los familiares de Bin Laden, para darle muerte, lo que consiguieron en 2011.

No todo puede valer en este mundo y, con todo, esta zafiedad revestida de humanitarismo que protagonizan los pupilos de Trump en América Latina rebasa todo lo conocido, dando un paso más en el desprecio absoluto a aquél movimiento y a la legislación que lo regula. No solo causan los problemas que la población civil sufre en Venezuela, tal y como certeramente denuncia el expresidente Zapatero, mediador internacional nada sospechoso de izquierdista, sino que después exigen a su gobierno legítimo que acepte la ayuda humanitaria que ellos, los causantes, le brindan, para poder usarla de propaganda con el fin de desprestigiarle, y  para negociar con ella en su objetivo de controlarle.

Pero las cosas son como son y la realidad es tozuda e implacable. Por muchas cuestiones que se pueden detallar, los que exigen ahora a Venezuela, debieran ver primero la viga en el propio ojo y temblar por si Venezuela les insta también a que reciban su ayuda, o a que le reconozcan la que ya les dan. A pesar del movimiento emigratorio que protagonizan muchos venezolanos en la actualidad, lo cierto es que, según ACNUR, la mayor cantidad de refugiados estables en América Latina está en Venezuela y son colombianos. Según esa agencia de las Naciones Unidas, entre los años 2007 y 2017, la cantidad de colombianos que ha buscado asilo en Venezuela se ha mantenido estable, entre 100.000 y 500.000 personas al año2, y en la actualidad Venezuela cobija a 5 millones 600 mil colombianos, 400 mil ecuatorianos y 500 mil peruanos sin decretar emergencia migratoria ni recibir dinero de EEUU. Otro dato singular en este sentido lo da la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que manifiesta que en estos momentos de intensificación migratoria, el 69% de quienes cruzan diariamente la frontera entre Venezuela y Colombia son colombianos y 7 de cada 10 que lo hacen en dirección a Colombia piensan regresar a Venezuela el mismo día3. Más de medio millón de brasileños reciben la electricidad que produce Venezuela4 y  niños y adolescentes venezolanos en el norte de Brasil están expuestos a explotación laboral, violencia sexual y otros malos tratos, según un informe de la OIM y Unicef5.  Por si eso fuera poco, Brasil y Argentina duplican y triplican, respectivamente, la mortalidad infantil de la desarrapada república bolivariana6 y Macri, el presidente de este último y magnánimo país, consiguió con sus políticas crear 4 millones de pobres solo en los primeros meses de su mandato7

Cientos de miles de personas cruzan todos los años la frontera mexicana con EEUU sin que a nadie, ni al propio Trump, se le haya ocurrido nunca decretar la alarma mundial por necesidad calamitosa de México, ni jamás nadie le exigió a sus gobernantes que tomen la ayuda humanitaria que le imponen otros, cómo y con las condiciones que estos quieran. Entonces, ¿con qué derecho y legitimidad el gobierno de Peña Nieto, destacado impulsor y miembro del grupo de países que plantean la insólita y fraudulenta exigencia a Maduro, puede pedirle tal cosa a Venezuela? 

Quizás la población de todos esos países, con gobiernos tan sensibles a las penurias por las que atraviesan otros, estén pensando que una parte de esa generosidad, aunque sea pequeña, que ahora ofrecen al pueblo venezolano bien podrían dedicarla a retornar a los que tuvieron que salir por la violencia y la miseria, a atender sus necesidades básicas o a salvar a sus hijos de una muerte tan segura como cruel por el desinterés, el abandono y el desprecio a los más humildes. No habría ayuda humanitaria mejor empleada que la de invertir en aliviar el sufrimiento de tu propia gente antes de andar enredando e inventando cómo tumbar a un gobierno ajeno que, por los indicadores que manejan los organismos internacionales, se preocupa y trabaja mejor para su población que ellos mismos.

No hay que pedirles tanto a esos fachos. De hecho poca gente se habrá planteado en serio que harían cosas en beneficio de sus propios pueblos, pero de momento, con que no intentaran crear una crisis con la que justificar su intervención imperial en un país democrático, el mundo les estaría eternamente agradecido.


 .......................................................................................................................................................


1.- Ciudad CCS; “Venezuela rechaza resolución de la ONU sobre ayuda humanitaria. El embajador ante el Consejo de DDHH, Jorge Valero, calificó la medida como el comienzo de una escalada intervencionista”, 27  sept 2018. Disponible en: http://ciudadccs.info/venezuela-rechaza-resolucion-la-onu-ayuda-humanitaria/
2.-El Espectador; “Venezuela sigue recibiendo a colombianos afectados por el conflicto”, 21 Jun 2018. Disponible en: https://www.elespectador.com/noticias/paz/venezuela-sigue-recibiendo-colombianos-afectados-por-el-conflicto-articulo-795729
3.-Telesur TV; “Cifras manipuladas de la migración venezolana y su uso político”, 1 sept 2018. Disponible en: https://www.telesurtv.net/news/cifras-migrantes-venezolanos-frontera-colombia-uso-politico-20180831-0039.html
4.- El Espectador; “El dilema de Roraima con la migración venezolana”, 29 Ago 2018 . Disponible en https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/el-dilema-de-roraima-con-la-migracion-venezolana-articulo-808985
6.-CEPAL; “Latin-America infant mortality rates estimated according to quinquennia, by countries”. Disponible en: https://www.cepal.org/Celade/publica/bol62/BD6206.html
7.- Centro de Economía Política Argentina (CEPA) e Instituto de Economía Popular (INDEP); “Crece la cantidad de pobres en la Argentina de Macri”, julio de 2016. Disponible en: https://www.taringa.net/+noticias/crece-la-cantidad-de-pobres-en-la-argentina-de-macri_hvmx6




domingo, 16 de abril de 2017

Cuba y la salud de los pueblos más olvidados del mundo: un ejemplo de solidaridad

Fuente: radiohac.cu
Indudablemente y por tantas circunstancias como sería imposible desmenuzar aquí, ningún país tan pequeño (11 millones de habitantes) ha marcado de forma tan determinante la historia de la humanidad, sobretodo de la que vive en África y en América Latina, en el último siglo y en el inicio del actual, como Cuba. Desde luego ninguno de los grandes de aquélla región (Colombia, Brasil, Argentina, México) dejó una huella tan profunda. Coincidiendo con el reciente fallecimiento del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, ha emergido el debate sobre los logros y las insuficiencias de su obra en estos últimos 57 años. Entre los primeros, con frecuencia silenciados o directamente tergiversados por los medios de comunicación internacional, destacan los indiscutibles resultados de su sistema sanitario que ha situado la salud de la población de ese país al nivel de los más desarrollados del mundo.

No por conocidos debemos obviar datos tan elocuentes como que la población cubana tiene una tasa de mortalidad infantil de las más bajas del mundo (menos de 5 niños menores de un año por cada mil nacidos vivos al año, 2015), una esperanza de vida al nacer de las más altas (rondando los 80 años), una cuadro epidemiológico de morbilidad y mortalidad propio de un país de alto nivel de desarrollo, o que Cuba ostenta  títulos tales como mejor país de Las Américas para que las mujeres se conviertan en madres (Save The Children, 2013) y  único país de esa región en erradicar la lacra de la desnutrición infantil (UNICEF, 2012). Si bien la salud de la población no es resultado único de la actividad del sistema sanitario, es evidente que el hecho de que Cuba sea uno de los países del mundo con mayor número de profesionales de la salud por habitante (90 enfermeras y 70 médicos por diez mil habitantes en 2014), tiene que ver con ello. Contrastan las contundentes cifras con las de Europa y América Latina ese mismo año, pues sus ratio de médicos por habitante, por ejemplo, fueron de 33 y de 21, respectivamente, siempre por diez mil. Se lo paga Cuba, a pesar de la enorme sangría que supone el injusto bloqueo norteamericano, porque esa es la filosofía que inspira su sistema político, dedicando un 10,57% del PIB a la salud (2015) muy por encima de países como EEUU, Alemania, Francia y España, pues nuestro país, tras los drásticos y también injustos recortes de estos últimos años cuantifica ese esfuerzo en tan solo un 6,29%. Cuestión de prioridades.

Al triunfo de la Revolución había en Cuba 6.000 médicos, de los que más de la mitad abandonó el país en los años posteriores. Se convirtió por ello la salud, junto con la alfabetización y la reforma agraria, en los objetivos prioritarios de Fidel en esos convulsos años. En la actualidad hay en Cuba 90.000 médicos, muchos de ellos en misiones en el exterior como más adelante se comentará, pudiendo refrendar a la luz de los resultados que Cuba es el país pobre con las inversiones en salud más costo/eficientes del mundo. Es el resultado, al parecer imaginado en sus orígenes por el carismático líder, de un sistema de salud público, gratuito, de cobertura universal, cuyo eje es la atención primaria de salud y en que el abordaje comunitario de los problemas de salud de la población y las actividades preventivas son prioritarias sobre las labores asistenciales.

Fuente: Radio Rebelde
La biotecnología y el desarrollo de nuevos fármacos es otro de los aspectos más destacables de lo acontecido en el ámbito de la salud en la nación caribeña en este periodo, hasta convertirse en auténtica vanguardia mundial. En 1985 desarrolló la primera y única, hasta ahora, vacuna contra la meningitis B, experimentando grandes avances también en terapias para la hepatitis B, el pié diabético, el vitíligo y la psoriasis. En los últimos años su industria biotecnológica ha desarrollado vacunas contra el cáncer de pulmón y el VIH/SIDA, que se prueban con éxito en varios países, incluido EEUU, siendo también el primer país del mundo en eliminar la transmisión materno-fetal de esta última enfermedad. No en vano, Margaret Chang, Directora de la OMS, declaró que el sistema sanitario cubano es un ejemplo a seguir por su capacidad, su sostenibilidad y su solidaridad, enfatizando además su enorme vocación de ayuda internacional, pues se vuelca, además de en la salud de los cubanos, en la atención a otros pueblos con sistemas sanitarios débiles tanto en situación de crisis como en condiciones de precariedad crónica.

Como dice John Kirk, profesor de la Dalhousie University de Halifax, Nueva Escocia, y estudioso de los temas latinoamericanos, el internacionalismo médico cubano ha salvado millones de vidas, aunque esta solidaridad sin precedentes apenas se haya registrado en los medios occidentales. Cuba ha desplegado desde el inicio del periodo revolucionario una intensa labor de apoyo a la salud y al desarrollo de los sistemas sanitarios de muchos países del mundo. “Un ejército de batas blancas” denominó Fidel a los trabajadores de salud cubanos, mientras salían los primeros 55 profesionales rumbo a Argelia en Mayo de 1963, con el objeto de reforzar y reorganizar el debilitado sistema de salud de aquél país. Desde entonces Cuba ha enviado más de 300.000 profesionales a 158 países, con ese mismo objetivo. No en vano, tras el fallecimiento del Comandante, Argelia decretó 7 días de luto oficial, causando la noticia de su pérdida gran conmoción, además de en Cuba, en muchos países de América, África y Asia que han sido objeto de su actividad solidaria. En la actualidad Cuba está presente de forma continuada en 67 países con la sanidad pública deteriorada, contando para ello con 55.000 profesionales desplazados, de los que aproximadamente la mitad desarrollan su misión en Venezuela. La labor que realizan es “a largo plazo” y será difícil que algún cooperante español con cierto bagaje no haya vivido la experiencia de conocerlos o trabajar con ellos en los lugares más recónditos, allí donde viven las poblaciones más pobres y abandonadas de este mundo. En este ámbito se deben destacar programas de gran impacto puestos en marcha por la cooperación cubana, como la llamada “Misión Milagro”, iniciada en Venezuela en 2004 y extendida después a otros 35 países, gracias a la cual más de 3,5 millones de personas han recuperado la vista tras ser operadas gratuitamente de cataratas u otras enfermedades oftálmicas por los médicos cubanos. En los últimos años, el programa de ayuda médica solicitado por Brasil para satisfacer las necesidades de la población más desatendida del noreste del país, contó con más de 11.000 médicos y enfermeras cubanos, además de otros de distintas nacionalidades.

fuente: revistadesdeelpie.com.ar
En el ámbito de las emergencias Cuba es, también, un ejemplo para todos los países del mundo. Desde que desplazara por vez primera a sus profesionales a atender a los heridos y lesionados en el terremoto de Valdivia, Chile, en 1960, ha desarrollado una intensa actividad de atención humanitaria, siendo muy conocidas sus actuaciones de ayuda a las poblaciones afectadas, entre otras, en Centro-América tras el paso de los huracanes Mitch y Georges (1998), en el terremoto de Cachemira, Pakistán, en 2005, o, más recientemente en el terremoto de Haití (2010) y en la epidemia de fiebre por virus Ébola en África Occidental. La vocación de permanencia con la población vulnerable de todos los rincones del mundo es tan robusta que cuando tembló la tierra en Puerto Príncipe en enero de 2010, ya había médicos cubanos en Haití (hay allí unos 400 de forma permanente desde 1998) y cuando ya habían partido casi todos los cooperantes que llegaron en el desembarco internacional de la ayuda, diez meses después del desastre natural,  y se declaró la epidemia de cólera que diezmó a los supervivientes, las brigadas médicas cubanas seguían allí, atendiendo a los enfermos prácticamente con la única compañía de Médicos Sin Fronteras. Cuba fue el país que más ayuda material y más recursos humanos puso en el terreno (146 médicos y enfermeras) en la terrible epidemia de fiebre por virus Ébola desatada en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry entre 2014 y 2016, y el trabajo de los profesionales cubanos de la famosa Brigada Henry Revee, alguno de los cuales continúa en la actualidad brindando su ayuda en aquélla región, mereció la admiración y el aplauso de la comunidad médica internacional, de las Naciones Unidas y hasta de algún destacado miembro del gobierno de Obama.

La ayuda de emergencia, como toda ayuda humanitaria, no admite condicionalidad ni devolución por lo que se da de manera altruista. Pero las intervenciones de cooperación, como tal, deben inscribirse dentro del marco de la cooperación sur-sur. Así lo hacen todos los países en desarrollo y Cuba también. Por ello Cuba ingresó en 2014, 8.200 millones de $, convirtiéndose este rubro, en el que se incluye también las exportaciones de fármacos desarrollados en la Isla, en el primero en volumen de ingresos de los que proceden del exterior. Cuba, como los demás países que intercambian bienes y servicios en este marco de las relaciones internacionales, cobra el trabajo de esos profesionales a precios muy ventajosos para aquéllos países que lo pueden pagar, pero los asegura de forma casi gratuita a los países pobres, como es el caso de muchos de África Subsahariana. Es lo habitual y lo lógico, pues Cuba no puede permitirse el lujo de brindar gratuitamente servicios sanitarios en países que tienen plena capacidad de remunerarlos económicamente, mientras su propia población pasa por dificultades de diversa índole. El sistema sanitario cubano necesita insumos, equipamiento y recursos financieros para pagar y mejorar los salarios de su personal, entre otras cosas, mientras que países como Qatar, Venezuela o Brasil, poseedores de economías emergentes con amplia disponibilidad de recursos, son plenamente capaces de reconocer con un justiprecio el trabajo del personal sanitario de la Isla, uno de los mejor cualificados del mundo.

Fuente: cubadebate.cu
Pero la piedra angular de este sistema de salud es la educación de los profesionales. La formación de su personal de salud está impregnada de la idea de la solidaridad con los pueblos de países con pocos recursos. Los estudios de medicina o enfermería, como todos los universitarios, son gratuitos en aquél país. Para cursarlos sólo cuenta la capacidad y el esfuerzo. En este ámbito, ante la acuciante necesidad de profesionales en los países en desarrollo y pensando también en que algún día pudieran ser el relevo de los internacionalistas desplazados, Cuba abrió en 1999 la Escuela Latinoamericana de Medicina para formar gratuitamente como profesionales de la salud a jóvenes de las capas sociales más deprimidas de los países en desarrollo. Desde entonces se han licenciado 25.000 médicos de 80 países, extendiendo ya su actividad a algunos de ellos, como es el caso de Venezuela donde se han formado 20.000 más. Cuba corre con todos los gastos de esos alumnos durante toda su formación dándose la circunstancia de que ha licenciado también a algún centenar de jóvenes de EEUU. No hay que olvidar que en el país del norte el desembolso medio para cursar los 6 años de la licenciatura de medicina ronda los 120.000 $, por lo que los que se licencian en Cuba sin gasto alguno provienen de familias sin recursos de ese país y adquieren el compromiso, no vinculante, de trabajar a su regreso para la población norteamericana más necesitada durante al menos 2 años.

Existen dos grandes formas de concebir la salud pública y cada uno de sus componentes. La primera es, lamentablemente, la más extendida en todo el mundo e implica verla tan sólo como un servicio condicionado al poder adquisitivo del público demandante. En cambio, la segunda concibe a la salud como un derecho que debe ser garantizado permanentemente por el Estado. El ejercicio de este derecho implica la provisión incondicional y universal de servicios por parte de este mismo Estado garante. En dicho esquema, la iniciativa privada como proveedora de servicios sanitarios, con evidente interés de lucro en relación al mal estado de salud de las personas, no tiene cabida y está plenamente descartada. En esta concepción se forman los profesionales de la salud cubanos y por ello chocan con la realidad del mundo cuando salen de su país en sus misiones internacionalistas. La llegada de médicos y enfermeras cubanos a algunos países ha despertado no poca hostilidad en las capas sociales favorecidas, sectarias y muchas veces abiertamente racistas, en especial entre los propios profesionales de la salud. Es el caso de Venezuela o Brasil. No es de extrañar: la presencia de los cooperantes pone en evidencia los intereses comerciales que muchas veces les mueven, su falta de profesionalidad y su profundo desinterés por las poblaciones más necesitadas de sus países.

Contaba el sociólogo y politólogo brasileño Emir Sader que una parte de la élite médica y de la población más acomodada de su país se mofaba de las médicas cubanas cuando llegaron a trabajar allí hace unos años porque, decían, se parecían a sus empleadas domésticas. Es la evidencia de lo poco acostumbradas que están a que la gente humilde pueda cursar estudios universitarios y, en lugar de orientar su vida profesional al lucro personal, se dediquen a ayudar a los más necesitados.

Hijas del pueblo, en fin, dedicadas a cuidar al pueblo. Es por eso que a las médicas cubanas es tan fácil admirarlas como quererlas.

(Publicado en la revista  "Temas para el debate", num 269, pag 39, abril 2017)



fuente: httppabloraulfernandez.blogspot.com.es


sábado, 7 de enero de 2017

Diario digital de diez días de diciembre*

(N del A: transcripción de impresiones urgentes enviadas por WhatsApp entre los días 26 de noviembre y 5 de diciembre desde Santiago de Cuba y La Habana, donde había ido de vacaciones, sin imaginar que estaba equivocado, que en realidad había viajado hasta allí para vivir un momento histórico)
(N del A2: Las horas son las oficiales de España; en Cuba seis horas antes)
(N del A*: Con “digital” se alude a que fue escrito a dedo sobre la pantalla del móvil, para calmar la curiosidad de algunos amigos conectados por internet. Y la mía propia)


LOS PRÓDROMOS

[22/11/2016 3 p.m.] A punto de embarcar hacia Santiago de Cuba,  vaya este regalito musical
Dijo Federico, y lo cantó Ana Belén, "siempre he dicho que yo iría a Santiago" Pues no sé a  qué estáis esperando....



[22/11/2016 3:25 p.m.]¿Un roncito? Eso está hecho, compay... y una guarachita en la casa de la trova....esa la bailaré a vuestra salud... ¿Y otro ron más? Hasta que me emborrache,  pero dadlo por descontado…. Quise decir que me cogeré tremenda curda, ya tú sabe...

LOS HECHOS

(El 26 de noviembre, a las 7 de la mañana, hora de Cuba, conecté la televisión y me sorprendió ver, tan temprano, a Nicolás Maduro, muy solemne, elogiando la figura de Fidel. Pocos minutos después el locutor, de luto riguroso, comunicaba que a las 10:29 p.m. de la noche anterior había muerto el “Comandante en Jefe de la Revolución cubana”. Miré por la ventana. La calle desierta y el  silencio más  absoluto que  jamás no había oído en Cuba, confirmaban la triste noticia)







VEINTISEIS DE NOVIEMBRE

[26/11 7:55 a. m.] A esa hora (la 1:55 p.m.de Cuba) entró un escueto mensaje de Joan desde España: Fidel Castro ha muerto



[26/11 5:24 p. m.] Chicos y chicas,  venía a un inocente viaje de vacaciones, sin saber que en realidad iba a asistir a un momento histórico de este calibre. Seré vuestros ojos y vuestros oídos... Haré de cronista oficial de los cubañoles. Hablaré como si la mía fuera vuestra propia bemba... colorá.

[26/11 5:28 p. m.] 11.30 de la mañana en la calle Heredia de Santiago. Todo tranquilo.  Menos gente de lo habitual.  Todo el mundo pendiente de la tele.... Como si estuvieran dando aquella telenovela brasileña de nuestra juventud (N. del A: la novela se llamaba Doña Bella, y fue muy popular al final de los años 80)

[26/11 5:30 p. m.] La gente con semblante triste, sobrecogida por la noticia. Tristeza también en las conversaciones que cruzo con todos... Entre desolación y un sentimiento de orfandad en la mayoría...

Contrastes cubanos: hoy amaneció un día gris, plomizo, las banderas desde temprano ondean a media asta y al fondo un crucero de bandera de EEUU acaba de atracar en el puerto de Santiago


VEINTISIETE DE NOVIEMBRE




Gracias, Santiago
Plaza de Marte














No os asombréis de nada, es Santiago de Cuba...


[27/11 6:46 p. m.] Segundo día de duelo oficial (de nueve). Tranquilidad, muy poca gente por la calle, desapareció la algarabía de hace unos días, no se escucha música ni hay locales de recreación abiertos….La gente triste. Cuando hablas con alguien de lo sucedido, con facilidad se escapa más de una lágrima. En la televisión sólo dan programación especial: muchas entrevistas, películas y documentales sobre la vida de “el caballo”, como familiarmente le llaman los cubanos (ver N. del A. un poco más abajo). Con ello estamos recreándonos y rememorando la enormidad de su vida y obra. Lo dicho, una figura inconmensurable de la historia contemporánea. Sus cenizas llegarán a Santiago el día 3, fecha en que se les hará un recibimiento que se calcula masivo, siendo el entierro, aquí, al día siguiente, donde quiso quedarse para siempre… Reportando desde la Ciudad Héroe de la República de Cuba, Manolo.
(N. del A.: en el juego de lotería clandestina llamado “la bolita”, que hizo ricos a conocidos gánsteres en la época pre-revolucionaria, existe cierto código en virtud del cual a cada número se le asigna un nombre: por ejemplo, el 3 es marinero, el 5 monja, el 6 jicotea…. ¿y el 1?, efectivamente el 1 es “caballo”, por eso a Fidel le laman así, por ser “el número 1”)

VINETIOCHO DE NOVIEMBRE

[28/11 7:20 p. m.] Un Fidel que vibra en la montaña, un rubí, cinco franjas y una estrella...


                                            ("Cuba, qué linda es Cuba", de Carlos Puebla)

[28/11 7:25 p. m.] Os imagináis las calles sin gente? Os imagináis la -poca- gente hablando bajito, casi susurrando? Os podéis imaginar todo esto sin música, sin un son, sin una guaracha, como si alguien hubiera puesto en "off" la tecla de sonido? Me creeríais si os dijera que en este país nadie baila, ni un meneíto de cadera, ni un pasillito, ni un ? Pensáis que pueda ser posible que en cada puerta de cada establecimiento público, hotel, taberna, bar, cafetería o paladar te encuentras con un letrero que dice "no se está despachando ron, cerveza ni bebida alcohólica alguna"? Pues así está Cuba, mis herman@s, desde que se fue Fidel....

[28/11 7:30 p. m.] Bienvenidos a l@s que se incorporan.  Reportando desde Santiago, enviado especial de los cubañoles,  Manolo.  
Más abajo, filas de pioneros ante el Ayuntamiento de Santiago para firmar el decálogo de Fidel sobre lo que significa Revolución hoy..







VEINTINUEVE DE NOVIEMBRE

 [29/11 2:26 p. m.] Ayer, de las interminables colas de gentes que esperaban para pasar a dar el último adiós a Fidel, en la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana, sacaron para entrevistarles en la TV a estos tres estudiantes africanos de la Facultad de Medicina Victoria de Girón. Nuestros "alter ego" de hoy día,  vamos. Mientras les escuchaba, y por lo avanzado de la hora, pensé que para llegar a la beca aún les quedaba un largo trayecto: coger la cien hasta la "seguera"  y luego esperar la confronta hasta…. hasta cuando sea... O sea, prácticamente "hasta el amanecel", que diría Joan. 
Ahí es nada.... No 'e fasi, mi hemmano....



[29/11 6:54 p. m.] Aún con el Comandante "de cuerpo presente ", es un decir,  las actividades programadas de salud pública no decaen, en especial las de lucha antivectorial, muy reforzadas desde que se dio la alerta mundial por el zika. Esta mañana nos sacaron temprano de la casa para hacer la fumigacion semanal. Al día siguiente de llegar nos visitó la médica de familia de la cuadra, y cuando supo que procedíamos de España nos liberó de hacernos “la gota gruesa”, pero nos recomendó que si durante nuestra estancia presentáramos fiebre inmediatamente nos pusiéramos en contacto con ella....
(N. del A.: estas iniciativas de salud pública, aunque puedan parecer molestas, son las que han conseguido que Cuba sea desde hace años el único país de América libre de dengue y mantener, en la actualidad, la transmisión autóctona del virus zika bajo control)

TREINTA DE NOVIEMBRE

[30/11 6:37 p. m.] Hola,  por aquí seguimos,  en plena ley seca y con el sonido apagado.  Aprovecho para una inmersión cultural y revolucionaria, pues como sabéis, esta ciudad es cuna de la Revolución y está llena de vestigios de aquella lucha. Hoy por ejemplo,  30 de noviembre,  se celebran 60 años de la sublevación popular santiaguera que pretendía, entre otras cosas, distraer la atención de "los esbirros",  como llaman aquí a lo más criminal de las fuerzas y simpatizantes de Batista,  para que la llegada del Granma,  calculada para este día, pasara desapercibida.  Llegó otro día,  pero eso es lo de menos.  He visitado el Museo de la Lucha Clandestina,  que hoy celebra su día grande. Era una estación de policía entonces,  y en su asalto murieron Otto Parellada, Tony Aloma y Pepito Tey. Os mando fotos.  Frank País,  líder de la sublevación,  no murió en ese intento, pero fue asesinado un poco después en el Callejón del Muro.

Monumento a los caídos en el asalto al cuartel de la policía de la calle Santa Rita (actual Museo de la Lucha Clandestina)

Museo de la Lucha Clandestina

Niña vestida de verde olivo ante una corona funeraria en homenaje a los caídos en esa acción revolucionaria del 30 de noviembre de 1956

[30/11 6:45 p. m.] Mientras tanto, las cenizas de Fidel han iniciado su último viaje a Santiago,  donde llegarán el día 3. Las manifestaciones de dolor popular son impresionantes, como lo fue el acto de ayer en la Plaza de la Revolución de La Habana. No sé si allá están poniendo las imágenes. Hoy, las carreteras llenas de gente para ver pasar el armón con la cenizas...

Cuartel Moncada, señales del asalto del 26 de julio de 1953

Fumigación en la Plaza de Marte, a estas horas debemos trener la piretrinemia a millón!!

Vista de Santiago desde el final de la escalinata de la calle Padre Pico














UNO DE DICIEMBRE

[1/12 4:07 p. m.] Reportando, día 1 de diciembre. Creo que se han desbordado todas las previsiones sobre la respuesta de la gente al paso de la caravana "inversa" donde viajan los restos de Fidel (como sabéis se está repitiendo el mismo trayecto que hizo el Comandante con los barbús del 1 al 8 de Enero de 1959,  tras el triunfo de la Revolución, en aquella ocasión de Santiago a La Habana y ahora justo al revés). Ha dicho Ramonet (Le Monde Diplomátic) que al acto de la plaza de la Revolución de La Habana acudieron unos dos millones de personas. Más le valdría al periodista y escritor tentarse la ropa antes de decir ciertas cosas, no sea que "los defensores de la libertad de expresión" le boten de algún otro medio o tribuna donde aún le dejen escribir o hablar (ver http://bit.ly/2hGFDqf)

[1/12 4:29 p. m.] Lo digo porque como sabéis ayer salió la caravana.  La previsión como dijimos era que "durmieran" en Sta. Clara,  pero a las 10 de la noche seguían por las calles de Cienfuegos, por donde apenas podían caminar por la cantidad de gente que salió al paso del cortejo, que casi no cabía en las aceras. Alguien dijo que la práctica totalidad de la población de Cienfuegos se había “botao p'a la calle”. Mientras tanto,  en Sta. Clara esperaban para realizar un acto de homenaje en la plaza,  junto al mausoleo del Che. Seguro que recordáis las distancias…

[1/12 4:31 p. m.] No sé a qué hora llegarían pero esta mañana a las 9 andaban por Placetas, y habían dejado atrás las Villas. Es muy impactante ver también las imágenes de las carreteras al paso de la comitiva: es difícil encontrar algún espacio sin ocupar en los arcenes y cunetas. Casi todo el mundo emocionado, mucha gente llorando y casi todos gritando consignas. Por cierto la más oída es: "Yo soy Fidel". Bueno,  hoy supuestamente deben "dormir"  en Camagüey...

[1/12 9:33 p. m.] Hice un pequeño “pesquisaje" a mi alrededor sobre el comentado asunto de la ley seca. Aquí lo engloban todo en el saco del simbolismo. Como sabéis este país es de símbolos,  mucho más en circunstancias como estas. Para ellos se trata de una demostración adicional de duelo. A los pioneros,  por ejemplo,  no les dejan llevar las pañoletas estos días. Y si te pones a pensar desde cualquier punto de vista ¿qué mal hacen a nadie las criaturas con ellas?

[1/12 9:36 p. m.] Y el altarcito laico que colocaron en la puerta del edificio...


  





















DOS DE DICIEMBRE

 [2/12 5:00 p. m.] Cubañoles todos, la caravana sigue,  hoy deben dormir en Bayamo, tras pasar por Holguín, y mañana llegará a Santiago.  En la noche de ayer,  en Camagüey,  hicieron "una vigilia" por el Comandante. Un pequeño acto cultural con actuaciones de algunos trovadores locales. Lo que más disfruté, acordándome de vosotros, fueron algunas interpretaciones de conocidos temas de Silvio. Por cierto que Silvio fue quien primero recogió en su blog "Segunda cita"  el fallecimiento de Fidel con un emotivo mensaje.  No en vano ha sido de todos los artistas de la Nueva Trova, quien más próximo se ha mantenido a los principios revolucionarios y a la estructura política. En la actualidad es diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

[2/12 5:00 p. m.] Entre los temas que más gocé,  precisamente porque Camagüey fue ayer el centro del universo cubano, está la canción de El Mayor: "El hombre se hizo siempre de todo material, de vías señoriales,  o barrio marginal,  toda época fue pieza, de un rompecabezas, para subir la cuesta del gran reino animal. Con una mano negra y otra blanca mortal. Mortales ingredientes, armaron al Mayor, luz de terratenientes y de Revolución.... Va cabalgando,  el mayor con su herida,  y mientras más mortal el tajo es más de vida..."

[2/12 5:05 p. m.] También sonaron "Y cómo pasa el tiempo, que de pronto son años, sin pasar tu por mi, detenida. Te doy una canción, y abro una puerta,  y de las sombras sales tú..."

[2/12 5:14 p. m.] Y "Vivo en un país libre,  cual solamente puede ser libre,  en esta tierra, en este instante,  y soy feliz porque soy gigante,  amo a una mujer clara, que amo y me ama,  sin decir nada,  o casi nada,  que no es lo mismo pero es igual..."

Y, por supuesto,  “Ojala que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan,  para que no las puedas convertir en cristal, ojala que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo, ojala que la luna pueda salir sin ti, ojala que la tierra no te bese los pasos…”

[2/12 10:32 p. m.] Bueno, se supo que mañana, al acto de aquí,  en Santiago, acudirán también Jefes de Estado,  de Gobierno y otras personalidades.  Entre otros se espera a Dilma y a Lula...

[2/12 10:33 p. m.] Hace calor de nuevo.  De ese calor que empapa, ya sabéis  de lo que os estoy hablando. 



[2/12 10:34 p. m.] A estas horas,  las cenizas de Fidel andan dando vueltas por las calles de Holguín...


TRES DE DICIEMBRE

[3/12 1:09 a. m.] Están pasando en la tele un videoclip titulado "Cabalgando con Fidel",  de Raulito Torres,  un trovador "de los nuevos" (en realidad no tan nuevo) del grupo de Pablo Milanés,  muy bonito y emocionante,  a ver si lo podéis ver por allí.... "Ni la muerte cree que se apoderó de ti".... "No hay ningún altar sin una luz por ti"




[3/12 3:04 p. m.] Volviendo al videoclip, dijeron que los compositores e intérpretes estaban grabando en la Egrem cuando supieron la noticia y entonces,  impresionados por ella,  compusieron la canción, la grabaron y filmaron el videoclip... Todo eso en 40 horas!!! Hoy se ha convertido ya en un himno. La ponen en todos los sitios continuamente.  Ayer los autores la interpretaron en la vigilia que se hizo en Bayamo ante las cenizas.  A ver si podéis escucharla y ver el video...


[3/12 5:25 p. m.] Chic@s,  por cierto que ayer me volví a acordar de ustedes,  porque hablando en la TV del papel y el empeño de Fidel por crear el germen del movimiento científico cubano desde el inicio de la Revolución, contaron cómo impulsó la creación del IPK tras la terrible epidemia de dengue hemorrágico de 1981, y también hablaron de sus orígenes.  Salieron imágenes actuales y antiguas,  entrevistaron al director y se refirieron a las generaciones de cubanos y extranjeros que se han formado en Medicina Tropical en esta institución. Va por ustedes,  bueno,  sobre todo por algun@s...

[3/12 8:40 p. m.] Día 3 de diciembre,  la TV mostró imágenes de la caravana ingresando en Santiago a las 12 de la mañana por Quintero y la Avenida de las Américas. Atravesó los barrios más populares de esta ciudad histórica, el distrito José Martí, Sampedrito,  hasta el Parque Céspedes. Cuando enfiló Trocha hacia carretera del Morro,  bajamos a la calle, pues el recorrido incluía el barrio donde vivo,  el Antonio Maceo, y calculamos que el momento se acercaba. 

Desde temprano la gente ocupaba la calle. Niños y grandes, médicos,  enfermeras (hoy es el día de la Medicina Latinoamericana), obreros,  babalaos y hasta algunos de eyabó, empleados de comercio, en fin todos, pues juntos viven en el mismo barrio, en el mismo edificio, compartiendo estrecheces e ilusiones, como para argumentar este sorprendente portento de una sociedad extraordinariamente ajena a las clases sociales, todos y todas luciendo banderas cubanas y brazaletes del 26 de julio.


[3/12 8:50 p. m.] En las fachadas desconchadas de los edificios, banderas, sábanas, blumers, matapasiones y bajichupas se funden en la tarde santiaguera abrasados por el aire calcinante…


CUATRO DE DICIEMBRE

[4/12 2:23 p. m.] (Continúo contando lo que vivimos ayer, día 3 de diciembre) ..Las aceras a rebosar.  En la esquinita los muchachos y muchachas discapacitados de la Escuela Especial Mariana Grajales, impecablemente vestidos con sus uniformes de blanco y rojo,  comenzaron a agitar con frenesí sus banderitas cubanas cuando el helicóptero que acompaña a la caravana fúnebre rugió sobre nuestras cabezas.  Uno de ellos,  con síndrome de Down, exclamó:"Oh, qué lindo avioncito!"

[4/12 2:24 p. m.] La presencia de la aeronave era la señal inequívoca de que la comitiva abandonaba los altos de Versalles y entraba en nuestro barrio. La gente se apretujó un poco más y comenzaron a brotar espontáneamente de todas las gargantas las consignas conocidas "Yo soy Fidel, yo soy Fidel!"

[4/12 3:49 p. m.] Mientras los carros aparecían, el ondear de las banderitas se aceleró tanto como las respiraciones de quienes las movían y justo cuando los gritos más arreciaron, el armón con las cenizas del Comandante pasó delante de nosotros, dentro de la empañada urna de cristal. De repente, el silencio más absoluto.  Miré a mi derecha y observé la fila de mujeres, hombres y niños allí congregados y me estremecí: no había un solo rostro sin una lágrima.


[4/12 5:09 p. m.] Por la tarde,  acto en la plaza de la Revolución Antonio Maceo de Santiago.  Inmensa,  impresionante. Casi sin poder movernos y bañados en sudor asistimos a la despedida que le brindaron, aquí,  las organizaciones populares cubanas y el pueblo santiaguero.  Estaban presentes algunos Jefes de Estado y Gobierno de otros países,  pero a diferencia de lo ocurrido días antes en la  impresionante despedida de La Habana, no intervinieron.  Fue un acto, también, muy emotivo. Señalaría el anuncio que hizo Raúl de que por expreso deseo de  Fidel no habrá nunca una calle,  una escuela,  un parque,  una estatua ni un monumento que lleve su nombre o sea dedicado a su memoria.  Lo cierto es que tal anuncio desconcertó a la concurrencia y la llenó de perplejidad. Tanto como a muchos dirigentes allí presentes que sin duda sueñan con pasar a la posteridad rociados de cagadas de paloma después de transmutarse en busto inerte en algún rincón del mundo.

[4/12 5:13 p. m.] Es la traducción coherente de una idea fija del desaparecido líder: el combate al culto a la personalidad.  Algo extraordinariamente difícil para un pueblo como este que con tanta facilidad hace de las gestas, religión, y de sus protagonistas,  profetas...

[4/12 6:06 p. m.] Otro detalle,  de entre los presentes la gente dedicó grandes aplausos y mucho cariño a Dilma y Lula, a los presidentes latinoamericanos más cercanos a la Revolución (Maduro, Evo, Ortega, -a esta cita no acudió Correa, que sí estuvo 4 días antes en el acto de La Habana), a los Cinco Héroes,  a Raúl,   a los presidentes de Angola y de Sudáfrica, y al Presidente y a algunos ex_Presidentes de Haití.

De lo todo lo que pasó en la plaza os dejo estas fotos y estos videos:





























SIETE DE DICIEMBRE DE 2016

[7/12 6:59 p. m.] Hoy he visitado el cementerio de Santa Ifigenia y, allí, la tumba de Fidel. Está para siempre dentro de una roca que representa el fruto de una mazorca. El vigilante explica a los turistas que con ello el Comandante quiso cumplir, de forma simbólica, con la máxima de Martí que dice que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz. 

Tuve tiempo también de recorrer el camposanto bajo un sol de injusticia y detenerme ante las tumbas del propio José Martí, de Carlos Manuel, de Mariana Grajales, la madre de los Maceo, de Frank País, y también de Miguel Matamoros, Compay Segundo y otros muchos grandes de la historia de Cuba.




LOS EPÍLOGOS
PRIMERO
Ya en La Habana cumplimos el encargo de visitar a la tía Gladys, que lleva siete meses ingresada  en el Hospital Carlos J. Finlay. Siete meses, siete. Se trata de un centro de tercer nivel dotado de tecnología sanitaria avanzada, de referencia nacional para algunos problemas muy complejos y por el que no pasaba hacía varios años. La tía, una humilde santiaguera empleada de comercio de unos 50 años, presentó  hace meses un lupus eritematoso sistémico, de muy mala evolución, con graves afectaciones, en especial vasculares, cerebrales  y oftálmicas.  Conocí por su propio relato (como es lógico en todo este tiempo ingresada en el pabellón de dermatología de dicho centro se ha hecho una experta en lupus) las múltiples complicaciones sufridas, muchas de ellas muy graves, y los diferentes tratamientos farmacológicos, biológicos y quirúrgicos que ha seguido, así como otras terapias emergentes de última generación a las que ha sido sometida. Pude confirmar todo ello conversando con uno de los médicos que la tratan, y calculé en muchas decenas de miles de dólares el coste de ese tratamiento, del que, como sabíamos, ella no ha pagado ni un céntimo. La situación ha ido evolucionando favorablemente y con gran regocijo nos contó que pronto podrá irse a su casa. Y pensé: ¿una trabajadora modesta en un país pobre y bloqueado con una enfermedad grave con muchas complicaciones  tratada y curada  en un centro hospitalario puntero mediante una terapia de última generación? Sí! Es Cuba! Y, claro, es la Revolución, es la obra de Fidel. Es un sistema al servicio de la gente. No lo duden, en la Cuba que algunos reclaman, si se instaurase la falsa democracia* que exigen, esa que aniquila los derechos elementales de las personas, la del ultra-liberalismo y el capitalismo feroz que no cree en la gente, la que campea en otros mucho países de América Latina, en esa Cuba la tía Gladys estaría muerta hace mucho tiempo.
(*) N del A: la experiencia nos demuestra que llaman así a aquél sistema mediante el cual unos se hacen inmensamente ricos a costa de la mayoría, que se hace inmensamente pobre. ¿A que le suena? ¿Y los derechos, dice? No hombre, a los que defienden eso no les vaya con pamplinas…

SEGUNDO
El pueblo cubano es fidelista. Donde se dice “el pueblo cubano” debe leerse “la inmensa mayoría del pueblo cubano”.  Yo ya lo suponía pero lo vivido durante todos esos días, lo visto, lo oído, lo sentido, lo conversado con cientos, quizás miles, de cubanos de a pie en las calles, las casas, los centros de trabajo, las cafeterías… me ha confirmado que estaba en lo cierto. Contrasta la realidad vivida y palpada con la idea que tiene la gente en España de todo ello, absolutamente tergiversada, distorsionada y profundamente equivocada. Es, lógicamente, el resultado de la permanente desinformación a la que sobre Cuba y su Revolución someten a los ciudadanos los medios de comunicación aquí. Todos. Es el pensamiento único. Hoy se puede decir que es prácticamente imposible encontrar en España una información fiable y mínimamente  veraz sobre aquél país y su realidad. Y viva la libertad de expresión. El pequeño análisis bibliométrico de lo publicado en los 30 días posteriores a la muerte de Fidel en el diario El País así lo demuestra (ver: http://bit.ly/2i3G7bx).  La falsificación adquiere tal  gravedad que a mi vuelta he podido pulsar la opinión de muchas personas bienintencionadas y he comprobado que una gran parte cree que la mayoría de los cubanos se sintió feliz con la muerte del Comandante. Existe, no obstante, un cierto número, los que podemos denominar de mentalidad más abierta, que presumen de su espíritu crítico con la información que dan los medios de comunicación, que calculan que la mitad de los cubanos lo sintió y la otra mitad no. Absolutamente falsas ambas conclusiones. Pero todo tiene su por qué, verán…

El sábado 3 de diciembre comía en el restaurante del Hotel Libertad, en la Plaza de Marte de Santiago de Cuba, cuando una mujer se dirigió a mí preguntándome si era español. Enseguida identifiqué a una conocida corresponsal de TVE en EEUU quien sin duda andaba “destacada” en Cuba para cubrir los acontecimientos. Después de aclararle, ante su curiosidad, qué hacía yo allí, me preguntó con gran interés, qué me parecía lo que estaba viviendo. Y le respondí con absoluta franqueza: “Está todo el mundo conmocionado”. Noté que su sonrisa se congelaba casi tan deprisa como decaía su interés por mis opiniones y yo perdía mi gran oportunidad de pasar a la historia contando algunos cuentos en el telediario primera edición. Se volvió, displicente, hacia su plato mientras me despedía de facto mascullando entre dientes: “Bueno, sí, pero en La Habana no tanto”. Salí del lugar y, deformación profesional, calculé la intensidad que la propia periodista concedía al fenómeno según su opinión. A ver, a mano alzada, contando con los dedos en este ejercicio de epidemiología de andar por casa, si admitió que “todo el mundo” estaba conmocionado en Santiago y que en La Habana era algo menos, estaba admitiendo de hecho la tesis principal de este argumentario. O sea que, como les decía, el pueblo cubano, léase la inmensa mayoría del mismo, es fidelista.

TERCERO
Continuando con el lamentable asunto de la desinformación (mal)intencionada que sobre Cuba padecemos en España, recuerdo que oí una vez a la Profesora de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, Ángeles Diez, decir que no debemos esforzarnos demasiado en intentar convencer de la verdad a quienes propalan infundios y mentiras sobre Cuba, porque ellos la conocen, aunque no les importe, porque su trabajo, su aportación pagada o voluntaria a la construcción de un mundo más injusto e insolidario, es precisamente esa, la de engañar hasta hacernos creer a todos que otro mundo, otro sistema, en fin que todo lo que representa Cuba, es imposible. Siempre he pensado que eso era así, pero ha ocurrido algo que no me resisto a contaros y que me ha hecho cambiar de opinión. Pueden darse casos, de hecho según se verá se dan, en que los propios falsarios, tan habituados a contar siempre los mismos cuentos manidos, se creen sus propias mentiras.  

Es lo único que puede desprenderse del patético fragmento de una entrevista en la cadena de radio COPE  el día 28 de noviembre, en la que el “conductor” del programa estrella de la emisora,  Carlos Herrera, con su penoso plantel de  tertulianos/as (a destacar Chencho Arias, el de la guerra de Irak), pide su opinión sobre lo que está pasando, sobre Cuba, Fidel y la Revolución, a un conocido disidente cubano que vive en Miami, declarado enemigo del líder fallecido, el escritor y periodista Norberto Fuentes. Le llaman, sin duda y en relación a su abultado historial crítico, para que hable mal de Fidel y de su obra, pero las sandeces, inconsistencias, y ”lugares comunes” como dice el miamero, son tan grandes y absurdas (las mismas palabras huecas y, en sus bocas, faltas de contenido de siempre, a saber, la libertad, la democracia, el desabastecimiento, la persecución de los diferentes) que el propio disidente tiene que ponerles en su sitio, dándoles uno de los más sonoros “zascas” en toda la boca que se recuerdan en la historia moderna de la radiodifusión. Creo que no tiene desperdicio nada de los casi diez minutos que dura la pendejada y me parece que explica mucho de lo escrito hasta aquí.
Me atrevo, eso sí, a señalar dos aspectos del máximo interés: el nefasto tertuliano que fue embajador de España le pregunta insistentemente a Fuentes, demostrando y reconociendo a la vez su absoluta ignorancia sobre todo lo que tiene que ver con Cuba, qué explicación puede tener el hecho de que “una parte importante de la población cubana todavía siga a Fidel”. Vuelvo a mis cuentas, porque creo que sin darse cuenta el de la pajarita reconoce la veracidad del núcleo principal de esta tesis, que no es otro que el pueblo cubano es fidelista. Dueño de sus propios eufemismos delatadores, sin duda, donde dice “una parte importante” quiere decir “la inmensa mayoría”. Gracias Chencho.
 La otra es que, de toda la grabación hay algo que por encima de mentiras, distorsión premeditada y tópicos manidos, produce cierto escalofrío. Yo lo llamo “arrogancia cultural” que en este caso raya la estupidez supina. Cuando alguien que sin duda conoce y vive, incluso en el exilio, la realidad de Cuba mucho mejor que cada uno de ellos, infinitamente, que además es contrario al fallecido líder, como ellos, cuando ese individuo les dice y les indica de todas las formas posibles que están equivocados, la reacción del grupo de farsantes es la de tratar al entrevistado poco menos que de loco, demenciado, ciego, chauvinista, y no sé cuántas cosas más. Un poco de sentido común, del que carecen, les hubiera recomendado deducir algo así: “Coño, a ver si los que estamos equivocados vamos a ser  nosotros”. Oiganlo aquí:


CUARTO, ÚLTIMO Y FESTIVO PUNTO FINAL
Poco antes de regresar, una noche, entré en el Hotel Vedado y en el bar del lobby me tomé una cerveza. Un grupo musical entrelazaba guarachas con sones y sones con guajiras cuando pasó esto que pueden ver en los videos que pongo a continuación. Quiero llamar la atención de la situación que allí se observa pues vivo rodeado de buenos amigos que, acariciando ya el retiro dorado del fin de la vida laboral, se preguntan todos los días qué hacer y dónde cuando el momento llegue. Vean, vean. Creo que no hay duda: bailar y en Cuba.





Lo dicho, sabrosura y calidad. Ahí os quedáis. Abrazos,

Manolo